Cada viaje implica también un viaje interior, soy muy consciente y es por ello entre otras cosas que amo viajar. Sin embargo no podía sospechar la profundidad del viaje interno que me esperaba cuando subía al avión hace ahora poco más de un mes.
Estando allí he conocido como las islas Hawaii eran consideradas por sus antiguos habitantes como el ombligo del mundo, pero no desde el punto de vista de importancia frente a otras culturas, si no por su cualidad energética.
Hoy en día muchos allí sostienen que las algunas de estas islas tienen la cualidad de manifestar el karma de la gente con la fuerza de un volcán… y que por eso para muchos la vuelta es tan dura, pues se enfrentan a sus partes más oscuras.

También dicen que el archipiélago es el chakra corazón de la Tierra.

Yo sin embargo, tras lo vivido allí, lo sentido y aprendido, coincido mas con la visión de Los Antiguos.
Siento que en estas islas la esencia del Ser se nutre y fortalece tanto como uno sea capaz de aceptar y es por ello que tantos viajeros nada más llegar tienen sensación de estar en casa y las preocupaciones y problemas pierden tanta fuerza al llegar a las islas. ..
Creo que esa sensacion de manifestación del Karma personal con mayor intensidad es el efecto colateral , el camino inevitable a través del cual el espíritu recuperando su lugar sana a la personalidad.
Que se manifieste allí mismo o ya de vuelta en casa solo depende de la rapidez y necesidades de los procesos de cada viajero.
Creo que Pele, la conocida diosa de sus volcánes es una feroz guardiana del espíritu de la propia Tierra, valiente, fuerte y amor puro. .. de ella he aprendido lecciones de la mayor humildad y compasión , que guardo en mi corazón para que estén siempre presentes en mi servicio.
Vuelvo feliz y aun más enamorada si cabe de este planeta que nos acoge, de su belleza y su magia. Sabiendo que volveré a las islas cuando me vuelvan a llamar porque aun tengo mucho allí.
Y sobretodo no quiero dejar de agradecer a todos los que de un modo u otro me acompañasteis, sostuvisteis y apoyateis en este viaje.
Muchísimas gracias por el cariño, el apoyo y las sanaciones recibidas en este pasado mes cuando las he necesitado.
Gracias por haber estado ahí sin importar la distancia. Ha sido un mes apasionante pero también muy duro en muchas ocasiones.
Agradezco desde mi corazón cada muestra de cariño por darme fuerza para seguir adelante y poder llegar así a la Belleza.
Finalmente este viaje se convirtió en una vuelta al mundo por fuera (llegué vía América y volví vía Asia por puro capricho del destino) y la historia de un profundo reencuentro por dentro, con todas sus implicaciones que sigo integrando y seguiré me parece, durante un tiempo.
Y no habría podido ser sin vosotros, todos y cada uno.
DESDE AQUI, MAHALO

 

© Mariví Simona (www.entrespecies.com)
El derecho de autor se basa en la idea de un derecho personal del autor, fundado en una forma de identidad entre el autor y su creación. El derecho moral está constituido como emanación de la persona del autor: reconoce que la obra es expresión de la persona del autor y así se le protege.

Post relacionados